Traducciones Juradas

“La necesidad de contar con una traducción jurada es más habitual de lo que parece”

 

Si tienes que mandar documentación oficial al extranjero o si tienes que presentar documentos redactados en otros idiomas en España, seguro que te han pedido una traducción jurada, también llamada dependiendo del país, traducción oficial, traducción pública o traducción certificada y seguro que también te has preguntado ¿qué es esto que me están pidiendo?

Para eso estamos aquí, para ayudarte e intentar solventar todas las dudas que tengas. Por ello, a continuación, vamos a intentar explicártelo todo. ¡Empezamos!

Características principales de las traducciones oficiales

Ten en cuenta que las traducciones realizadas por traductores jurados no son meras traducciones, sino que tienen carácter oficial y responsabilidad legal, tal y como establece el Real Decreto 2555/1977 http://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1977-24564.

Además, aunque te enviemos sin coste adicional un escaneado de la traducción oficial, debes de tenerla siempre en papel, ya que va firmada, sellada y lleva la fedataria del traductor que ha sido registrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores a través de la Delegación del Gobierno Civil de la Provincia en la que trabaje el traductor.

¿Qué requisitos legales debe de tener este tipo de traducción?

Aunque la legislación vigente nos deja bastante libertad, siempre deben de cumplirse los siguientes requisitos:

Reflejar exactamente lo que consta en el documento original: frases manuscritas, sellos, firmas…

El Traductor-Intérprete Jurado tiene que sellar y firmar la traducción.

El formato del sello tiene que ser el siguiente:

Formato
  • (Nombre y Apellidos)
  • Traductor/a Intérprete Jurado/a de (Idioma)
  • Nº de colegio del traductor jurado

Contener la siguiente fedataria:

Don/Doña [nombre del traductor], Traductor/a-Intérprete Jurado/a de [idioma], nombrado/a por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, certifica que la que antecede es traducción fiel y completa al [idioma de destino] de un documento redacto en [idioma de origen]

En [lugar], a [fecha]

¿Cuándo voy a necesitar una traducción jurada?

Vas a necesitar traducciones oficiales de documentos escritos en otro idioma cuando tengas que realizar trámites ante algunos organismos oficiales. Las más demandas son traducciones para:

  1. Administraciones: Certificados de matrimonio, nacimiento, defunción, penales, padrón, nóminas, rentas, extractos bancarios, seguros sociales, expedientes de adopción, etc.
  2. Documentación Académica: títulos, expedientes académicos, tasas de matrícula, etc.
  3. Documentación Notarial: Escrituras, poderes, testamentos, etc.
  4. Documentación Judicial: Resoluciones, denuncias, sentencias, veredictos, informaciones periciales, etc.

 

¿Se pueden hacer traducciones juradas online?

Si, pero entonces te preguntarás ¿cómo os hago llegar el original?

No te preocupes, no necesitamos que nos envíes lo que tengas que traducir por mensajería o correo certificado. Simplemente, a la hora de enviar el archivo pdf o jpg, asegúrate de que no haya ningún parte de texto que se corte o sea ilegible.<7p>

Recuerda que el traductor se encarga de traducir lo que envíes y de certificar la autenticidad de la traducción del documento original. Por eso, fíjate bien y escanea o fotografía siempre todas las hojas que necesites traducir. Por ejemplo, si quieres traducir un título universitario, aunque pienses que el reverso no tiene importancia, si que la tiene, escanea tanto el anverso como el reverso.

El traductor adjuntará a la traducción jurada una copia de lo que nos hayas enviado por e-mail, lo firmará y sellará. Recibirás en la dirección que nos hayas indicado el sobre con la traducción oficial de forma física.<7p>

¿Cuál es el precio de las Traducciones Juradas en España?

Las tarifas de traducciones juradas dependen de varios factores: el idioma desde o al que se traduce, la temática, la urgencia, etc.

¿Hay alguna forma de conseguir traducciones juradas baratas?

La mejor forma de abaratar precios es preguntar donde vayas a presentar la documentación que necesitas traducir, no pagues por algo que no necesitas. Esto sólo te lo puede indicar el organismo en el que vayas a presentar los documentos. Cuanto menos tengas que traducir, más barato es.

Algunas instituciones emiten certificados en “formato europeo”, es decir, ya están traducidos a varios idiomas. Así,¡ te saldrá gratis, no tendrás que pagar nada!

 

Tenemos diferentes tipos de traductores & traducciones

 

¿Y si yo traduzco y tú lo revisas y juras?

Aunque en principio esta opción parece más económica, normalmente no lo es. Ten en cuenta que el traductor jurado tiene un profundo conocimiento del ordenamiento jurídico, y por supuesto, no jurará algo que no esté “perfectamente traducido”, en muchas ocasiones, es mucho más laborioso revisar un documento que traducirlo de nuevo. De todos modos, si consideras que la traducción está perfectamente realizada, mándanos el original y la traducción en Word y lo valoramos.

Si después de todo esto aún te quedan dudas. ¡Consúltanos sin problema! El equipo de Jti estará encantado de ayudarte.